Di Korpu Ku Alma

Lura

Beber un buen vino, degustar algunas pitadas de un buen tabaco, soñar con una realidad diferente, la noche nos rodea con montones de tentaciones para cerrar los ojos y que nos ardan los cachetes de felicidad, Lura desde hoy es una tentación más de escapismo en mi vida. Esta Cabo-verdiana treintañera trae su tercer disco "Di Korpu Ku Alma" (Del cuerpo y del alma) con catorce canciones bellísimas.

Lura es poseedora de una voz magnífica y como odio las comparaciones, no pienso hablar de que de Cabo Verde salió Cesária Évora, ni de todo lo que hizo por la musica de Cabo Verde, un archipiélago volcánico situado en el continente Africano frente a las costas de Senegal, no porque Cesária la musa de los pies descalzos no lo merezca, sino porque estoy convencido de las cualidades de Lura para no necesitar otra presentación más que la de escuchar algunas canciones como "Ês bida", "Nha Vida" ó "So Um Cartinha". La primera escucha de estas canciones basta para entender el caudal de la voz de Lura, avanzando paulatinamente en el track list del disco nos conecta irremediablemente con su sensibilidad, que es remarcable.

El estilo del disco es Morna aunque coquetea con la tropicalissima, la bossa nova, el Neo-Fado al estilo Madredeus y hasta con algunos toques de jazz. Su voz es auténtica, no está edulcorada de ninguna manera y hasta en canciones como "Vazulina" un manifiesto en contra del alisamiento del cabello por parte de las mujeres caboverdianas, suena con fuerza pero sin perder la dulzura, afinación ni frescura.

Un párrafo aparte merecen la percusión y el acompañamiento vocal, los coros son de otro planeta. Para quienes gusten investigar un poco más el primer disco de Lura se llama "Nha Vida" (1996) y el segundo "In Love" (2002).

Los amantes de la Morna anque los amantes del Fado están de parabienes, y los que no saben de que demonios estoy hablando, simplemente denle a Lura una oportunidad, no creo que se sientan defraudados.

Anuncios

15 comentarios en “Di Korpu Ku Alma

  1. La voy a escuchar.
    Creo que la música funciona en ambos sentidos: es un escapismo de vida así como una base para que nuestros pensamientos lógicos puedan ordenarse sobre ella en un todo armonioso.
    Como escapismo, como base, como companía, por ella sola…ahhhh es música.

  2. Claro salame, la frase es de Calamaro. Está bien, dice “cada”, en lugar de “todo”, pero viste como somos los que homenajeamos… buajjjjjjjjaajja

    Cada vez que toco un poco fondo,
    cada vez que el tiempo vuela,
    un recuerdo más que pasajero,
    otra ilusión que llega.
    Cada corazón merece una oportunidad,
    y está perdida sola en medio de la ciudad.
    Soy el que lo piensa por los dos
    hasta que sale el sol.

    Cada sensación o sentir vulgar
    una sola cosa, un solo lugar.
    Un recuerdo más que pasajero,
    será como empezar otra vez de cero.
    Cada corazón merece una oportunidad,
    y está perdida sola en medio de la ciudad.
    Soy el que lo piensa por los dos
    hasta que sale el sol.

    No importa el problema,
    no importa la solución.
    Me quedo con lo poco que queda
    entero en el corazón.
    Me gustan los problemas,
    no existe otra explicación;
    ésta sí es una dulce condena!

    Cada vez que toco un poco fondo,
    cada vez que el tiempo vuela,
    un recuerdo más que pasajero,
    otra ilusión que llega.
    Cada corazón merece una oportunidad,
    y está perdida sola en medio de la ciudad.
    Soy el que lo piensa por los dos
    hasta que sale el sol.

    No importa el problema,
    no importa la solución.
    Me quedo con lo poco que queda
    entero en el corazón.
    Me gustan los problemas,
    no existe otra explicación;
    ésta sí es una dulce condena,
    una dulce rendición.

    Cada sensación o sentir vulgar
    una sola cosa, un solo lugar.
    Un recuerdo más que pasajero,
    será como empezar otra vez de cero.
    Cada corazón merece una oportunidad,
    y está perdida sola en medio de la ciudad.
    Soy el que lo piensa por los dos
    hasta que sale el sol.
    Soy el que lo piensa por los dos
    hasta que sale el sol.

    No importa el problema,
    no importa la solución.
    Me quedo con lo poco que queda
    entero en el corazón.
    Me gustan los problemas,
    no existe otra explicación;
    ésta sí es una dulce condena!

    Me quedo con lo poco que queda
    entero en el corazón…

    Andrés Calamaro/Ariel Rot

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s