Cara de papa

Debería haber un ritual para nacer dos veces: remendada, reparada y con el visto bueno para volver a la carretera.
Silvia Plath.

Si estás triste, está triste, le dije al espejo insulso con la luz del baño apagada; los que se dan permiso para estar tristes van al baño con la luz apagada. Tengo la cara de papa y ni siquiera sé por qué, y todo me cuesta, me tengo que sobreadaptar sistemáticamente para (simplemente) existir, todo es en subida, en maldita y apunada subida.

Ella duerme el sueño de los héroes y yo me quejo por el charco de agua, cuanta diferencia puede haber entre llorar desconsoladamente o tener a alguien que te toque la cabeza y te diga cómo te tendrías que sentir? Porque sos joven, porque sos creativo y productivo y tenés toda la vida por delante sonso.

Sin embargo hoy tengo ganas de entregarme al llanto, de sacarme toda la ropa, esa ropa vieja de la desilusión y colgarla al costado de la tina del llanto para poder sumergirme en ella desnudo de anhelos y ahogarme en su sal; ganas de no poner más trabas ni ataduras, de dejar fluir al fuego en vez de intentar apagarlo, ya que a fin de cuentas sólo se terminará extinguiendo, porque su poder es a la vez su némesis. El oxígeno lo engañará una vez más y lo dejará elevarse para después ahorcarlo de un solo golpe y dejarlo hecho cenizas.

La tristeza se hace una con la tarde fría y levemente invadida por un tímido sol, camino observando la sombra de los árboles y la lírica de los pájaros de la gente y de los autos, en ese mismo momento paso una cortina de tela pesada y vuelvo a salir de mi cama en mi habitación, otra vez el baño y otra vez la luz apagada y la cara de papa, y el frío de la cerámica bajo mis pies.

LLego a mi trabajo y pienso en vos, si en vos, por qué mierda no apareces? no ves que te espero hace años? Vení y cambiame la vida, así puedo ser como uno de los protagonistas de los productos milagrosos que venden en TV y decir “Yo antes era un infeliz pero cuando la conocí a (piiii) mi vida cambió, ya ahora no lavo mis calzones sino que directamente los quemo en el living cuando cojemos hasta prender fuego las paredes, oh si!!

Ahora dejo este teclado lo más rápido que pueda, porque acabo de ver otra cortina pesada colgando de la puerta y quiero otro viaje sin escalas hasta lo más profundo de mi cama, pero esta vez (le pido al hada del cutis) que sea sin cara de papa.

Anuncios

27 comentarios en “Cara de papa

  1. Como ya dije, me intrigas!
    Tus momentos, por lo menos los tristes,pasan en el baño. Para mi es que simplemente ahí,es donde tu verdadero reflejo esta.
    Te dejo mil besos

  2. Sol, no se si mi vierdadero reflejo o es el único espejo que hay en la casa…

    Dea, le gustó el fleivor?

    De acuerdo contigo Duda, con una tristeza insatisfecha también carajo mierda.

  3. ,…tengo ese mismo magnetismo con el baño y la tisteza….creo que es la presencia de un espejo a la altura de la cara….me sorprende mucho como los ojos se transforman en la medida en que el llanto se intensifica o no…
    saludosssssssssssss……….

  4. Me parece que la estás cagando. La ardillita que yo recuerdo quería la bellota… sospecho que será mejor que no muerda al jalapeño porque, sospecho, que pide asilo en otro blog.

    Besos suaves.

  5. De la tristeza me escondo, pero nunca había tenido el baño como opción apta para tal fin.
    Comparto mis soledades con los libros, que refugian sin reprochar nada.
    No tengo blog todavía. Mi nombre es el que ves. Escribime a mi yahoo y charlamos de soledades…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s