Conversación nocturna

-¡Que linda foto! parece de juguete.
-¿De qué?
-De juguete.
-¿Por?
-No sé, me da la sensación a esos muñecos de peluche, no es una ofensa ehh.
-Ok, es que estoy bebiendo vodka y estoy un poco tipsy. Me quedé freezado.
-¿Querés empezar con resaca la semana?
-No, es Absolut mandarin, no creo que me de resaca.
-Mejor entonces.
-¡No crezcas más nena!, la vida es muy complicada, es el mismo consejo que le doy a mi hija, pero hete aquí que, con una buena copita de vodka todo puede mejorar.
-Bueno gracias por el consejo trataré de no crecer más.
-Es un poco difícil.
-Pero la vida parece complicada siempre.
-No crecer más, todo tiene su sistema maldita sea, en fin, tengo ganas de llorar pero no me sale. Estoy algo cansado, pero realmente creo que voy llegando al límite.
-Vos tenés ganas de putear a la vida me parece.
-Viste como cuando ves que llegás a la entrada del lugar adonde vas de vacaciones, pero falta, pero igual se ve el cartel, pero falta? Bueno, así estoy yo. Estoy viendo una foto mía estampado contra una pared, pero falta para que llegue y no hay posibilidad de cambiar de camino. Todos los caminos conducen al choque, voy como carrito en la montaña rusa.
-¡Qué mierda entonces!
-Sí, pero bueno, calculo que luego del impacto final, de que mi corazón sepa que no la va a recuperar, siempre hay una posibilidad de modificarse o modificar los actos.
-Pero podés cambiar eso es decir no ir directo al choque.
-Jamás.
-Bueno, yo sí lo creo.
-Creo que recién ahí renaceré.
-Por ahí es mi idea boluda de la vida.
-En fin, estoy desilusionado y tengo mucho miedo y no me gusta tener miedo. Tengo 36 años, no soy un niño. Siento que me faltaron en mi vida unas 14 o 15 desilusiones amorosas para estar más en forma. Creo que la extraño, cuando me baño la extraño, cuando me duermo la anhelo, anhelo su perfume bajo las sábanas, cuando me río casi puedo verla, cuando prendo un sahumerio se materializa, cuando me lavo los pies oigo su voz, diciéndome que no me preocupe, que ya me alcanza la toalla, cuando condimento la ensalada sé que le gusta con mucho limón o aceto y que debo salar la hoja, no la vinagreta.
-¡Que mierda es el después del amor, eso que queda!
-Cuando pasan los días me doy cuenta de que me empiezo a olvidar como eran sus manos, como era su boca de cerca, como era hacerle el amor y me siento desolado y lloro y me digo que no puedo seguir así.
-Pero esas cosas no se olvidan vos sabes que no.
-Entonces intento divertimentos estúpidos y al final del día la extraño más aún y me culpo por no haberla buscado, estoy en el horno. Sé que la energía fue la que nos unió y también sé que si tenemos que estar juntos, nos volverá a unir.
-Sin dudas.
-Y sí, los escombros del amor son asquerosos.
-Son una mierda doliente.

Anuncios

15 comentarios en “Conversación nocturna

  1. KILLYYYYYYYYYYYYYYY…Me hiciste llorar a rabiar,carajooooo!!!
    Encima esos asquerosos escombros no los metes en una bolsa de consorcio y la sacas al palier,no!
    Esa mierda de escombros son los que (al menos yo),me llevo por delante todos los putos días!

    Y COMO DUELE,CARAJO!
    PUTA MADRE,COMO DUELE…
    snif snif snif snif snif snif snif snif snif snif snif snif

    BESOTES Y MOQUETES…snif snif

  2. el GUILLE el de Mafalda? no te acuerdas? decía siempre beZoZ… eZo.
    Y a lo de Beya inmediatamente esa samba de Vinicius en la Fusa con Toquinho:
    que dice algo así como “quien nunca se ha arriesgado a sentir una pasión, no ha vivido nada, nunca tendrá nada…” por supuesto que en portugués…creo que la canta con la Creuza (es que si fuera con la Bethania me muero, que me gusta muchísimo más off course)…

  3. leo tus palabras y me vuelven sensaciones de hace casi veinte años a la cabeza. por supuesto, después de una pérdida.
    esto es peor, kill, porque sabes que la tienes a tu alcance, que la puedes tocar sólo con caminar unas pocas cuadras mientras paseas a polly, que la puedes encontrar chusmeando vidrieras o sentada en el restaurante ese que frecuentaban juntos.
    entonces te das cuenta que lo peor no es la muerte, lo peor es el abandono.
    pero por suerte, como dijo el poeta, “todo pasa, incluso tú”.
    saludos con lunares.

  4. Esto es un mero exorcismo, cuando se hayan secado todas las palabras, será hora de alcanzar el cielo y hablar con los dioses, contarles mi desventura y que me liberen con una nueva y difícil tarea.

    Besos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s