Nux Vómica

La mano se desliza en cámara lenta desde alguna parte debajo de la almohada hasta la mesa de noche y al llegar a destino explora la superficie en busca de las dichosas gotas para destapar la nariz. En su mente, que no es más que un mar de espinas, una palabra subyace al desconcierto, Nafazolina.

Años litigando con el dolor y con la sensación de desazón, ese gusto a poco que es okupa en la lengua y que lo hace ser parte de un personaje construido de afuera hacia adentro. Mucho tiempo sentado en el umbral de la puerta de su casa, sonriendo a los vecinos del barrio y creyendo que existe una verdadera necesidad de caer en gracia. Una tarde se da cuenta de que ni siquiera es su casa la que está detrás del umbral en el que está sentado hace tanto tiempo y que ni siquiera son sus luchas las que vitoreó por siglos y que ni siquiera son sus ojos reflejados en una ventana rota los que lloran lágrimas púrpuras.

Entonces decidió que era tiempo de dar un volantazo repentino, tal vez un poco inesperado pero no por ello menos necesario. Tal vez otoño, tal vez foie gras, tal vez Paris y el Sena. Tal vez un avión y el pensamiento regado por un mar de asientos de colores atractivos y carritos con comidas envasadas en polietileno. Tal vez no escapar, sino solo correrse un poco, tal vez buscar su oportunidad en algún lugar donde no lo conozca nadie y ya no tenga motivos para dejar de ser quien fue siempre y quien siempre será, porque, seamos francos, no hay Nux Vómica que calme esta pulsión.

Anuncios

7 comentarios en “Nux Vómica

  1. eso, hacerse un poquito pa’l lado… mmmmh eso me recuerda una ex- amiga* que decía que siempre que atravesaba una calle ponía gente entre ella y los autos que esperaban la siguiente luz verde, y decía que si pasaba un accidente, en la radio al día siguiente alguien diría: X muertos, X heridos graves y Anamaría M. herida leve… eso es perfecto, estar pero no de frente…
    Killi si pasa por acá avise… besote.

    * se le pasó la mano poniéndome entre ella y los autos… en todo caso Pal: heridas levísimas…

  2. Estoy escuchando a The Arcade Fire – Une Annee Sans Lumiere y tengo ganas de hablarte, de contarte cosas. De contarte ALGO. En fin nenito te dejo besos de a montones que estes muy bien. Disfruta.

  3. Pasando por alto el “qué”, el “cómo” contás es soberbio.

    Cuando nazca de nuevo, quisiera escribir la mitad de bien…

    Un abrazo.

  4. Vuelve Lisandro Aristimuño a la transtienda. No te parece una buena noticia?????
    El 15-12 y yo tengo mi entrada.

    Besos joven señor se lo quiere y extraña casi mucho.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s