Sobre el dolor del dedo

Me duele el dedo de la mano derecha. El dolor es penetrante y muchas veces no me deja concentrar. Cuando el dolor de mi dedo contacta con mi cerebro me embriaga en un sollozo y quisiera arrancarme el dedo. Cuando pienso en arrancarme el dedo siento melancolía por él, ya que me acompaña desde que era un embrión. Entonces pienso que de las pocas cosas capaces de regenerarse en los animales superiores, incluidos los seres humanos, es la punta de los dedos y siento piedad por él. Pienso en cuidarlo hasta que sane.

Pasan los días y el dedo me sigue doliendo en intervalos. Le clavo cosas a ver si puedo extirpar alguna anomalía dentro de él. No consigo extirpar nada de mi dedo solamente drenarlo un poco. Entonces siento un poco de miedo de que el dolor se extienda en el tiempo. Cuando pienso en dolor y en tiempo no puede dejar de viajar hasta otras épocas de mi vida. Cuando era un niño me enfermé de varicela, que es un virus. Recuerdo que mi cuerpo chiquito se llenó de unas lesiones. Recuerdo también cómo me picaban estas lesiones y la sensación de que no iba a tener alivio jamás. Mis padres me dijeron que si me rascaba las lesiones me iban a quedar marcas para toda la vida.

Cuando se le limita a alguien con un espacio de tiempo mesurable, por ejemplo si te dan anginas estarás una semana con dolor en la garganta, en el fondo y, a pesar del dolor la persona se siente aliviada. Su dolor tendrá un final y eso le da fuerzas para sufrir. Pero cuando se le dice a alguien que ese espacio de tiempo será toda la vida, TODA LA VIDA, la encrucijada se traslada hasta la puerta de su habitación y esas lesiones dejan de ser lesiones para convertirse en santuarios intocables, aunque por las noches y por las tardes quemen de la picazón. Cada vez que tocaba alguna rascando sus límites, la angustia reinaba en mi corazón y la picazón y el ardor en mi cabeza. No sólo estaba sufriendo en el ahora sino que, al no poder dominar el reflejo para sentirme aliviado en el ahora, estaba hipotecando el futuro, estaba asegurandome una deformidad de por vida.

Tal vez a mis padres les pareció satisfactorio y facilitado decirme esto, tal vez consiguieron que me rascara menos, tal vez nunca pensaron que a mis treinta y siete aún lo recuerde como un acto (más) de crueldad de su parte, tal vez no deba arrancarme mi dedo ni hostigarlo para que sane. Sí, tal vez sea el momento para sentarme a esperar que el dolor se vaya solo ya que hoy me siento a salvo de las eternidades y siempre puedo rascarme los bordes del dedo y conseguir un alivio momentáneo que no hipoteque mi futuro y a la vez, me amigue con algunas angustias de mi pasado.

Anuncios

11 comentarios en “Sobre el dolor del dedo

  1. Los padres no son concientes de las cosas que nos dicen…

    También podrías aprovechar la oportunidad para quitarte el dedo y ponerte una prótesis ultramoderna con rayos destructores y superfuerza que te haga ganar todas las pulseadas de dedo gordo. Pensalo.

  2. eleo estás con colirioooo? porque a mi hermano la conjuntivitis no se le iba simplemente porque era alérgico al colirio!!!
    Ojalá ya estés bien.
    Lo otro, si vieras KILL el HORROR que me dan esas fracesitas de los padres. Es que los que no son concientes: debieran. Ellos (nosotros) son (somos) los adultos!
    Yo trato de se sincera y ofrecer consuelo, pero sobretodo de ser responsable.
    Me hiciste recordar que le mentí a enano… pero eso mejor lo cuento en un post. en resumen, le dije que el gato no murió… y murió… el veterinario decidió que un gato sin pata, no… no… maldita España!

  3. Siempre es buen momento para aclarar y decir la verdad, sobre todo si es con buenas intenciones, la muerte es un tema con el cual es bueno familiarizarse, porque es parte de la vida y es un corte para pasar a otra parte de nuestra existencia..

    Cuentelo en un post y cuentele a enano y hagan un ritual de despedida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s