Anamorphic

Una caída desde lo profundo hacia lo vasto de aquella pradera de los viajes, esos que solía tomar sin dejar de estar sentado en la cocina de la casa de mi abuela Paula, practico, haciendome tiempo para degustar algunos entremeses sin dejar de lado la lectura obligatorio de ojos y humores tan común en el universo hollywoodense.
Me hago un bollo humano, una masa sin forma, una medialuna que no es, un montón de vacío apretado en una mano. Estoy solo, ya no hay nadie en la habitación, sólo yo, con mi cicatriz, solo, sin ganas de seguir conversando. Al menos por el momento.

Anuncios

2 comentarios en “Anamorphic

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s